En Preconlab sabemos cuánto os preocupan las interrupciones que los síntomas de las alergias producen en el momento de la conducción, el riesgo a un incidente puede llegar a perjudicar la serenidad del conductor.

Más de un tercio de la población mundial sufre alguna enfermedad de origen alérgico, similar al asma o la rinoconjuntivitis, si tenéis a alguien cercano que sufra alguna alérgia hacedle llegar estas sencillas pautas que ayudarán a reducir las molestias y por tanto disfrutar de una conducción más segura y tranquila.

Consejos para una conducción segura para alérgicos:

  • Usa gafas de sol el mayor tiempo posible. Proteger los ojos evita el lagrimeo y reduce el picor, mejorando la visibilidad y reduciendo la probabilidad de poder sufrir algún accidente de tráfico o incidente.
  • A primera hora y a última del día, evita la conducción, es el momento en que las flores se abren y es cuando más partículas de polen se desprenden.
  • No te auto-mediques. Recuerda consultar a tu especialista para  qué medicamentos puedes tomar teniendo en cuenta que te vas a poner al volante.
  • Evita el mínimo consumo de alcohol que junto con los medicamentos: adormecen aún más y disminuye la capacidad psicomotriz.
  • Utiliza el aire acondicionado para bajar la temperatura del coche, evita bajar las ventanillas durante la conducción.
  • Un buen mantenimiento del aire acondicionado reduce que el polvo, el polen y las partículas contaminantes pueda entrar al interior. Además existen algunos  filtros especiales antipolen de alta eficacia. Se recomienda cambiar el filtro cada 15.000 Km o en las revisiones anuales.

¡Disfrutad de una conducción segura en vacaciones y en el trabajo!