En verano somos muchos los que no nos podemos refrescar en la playa y los trabajadores que pasan la mayor parte de su jornada laboral bajo el sol, pueden sufrir accidentes provocados por las altas temperaturas.

La exposición al calor provoca varios problemas que pueden ir desde una erupción en la piel, pasando por calambres musculares y llegar al más grave, que es el golpe de calor.

El golpe de calor se produce cuando el cuerpo supera los 40,6ºC, siendo el 15 y 25% la probabilidad de que acabe siendo mortal.

Los principales síntomas son:

  • Temperatura interior mayor a 40,6ºC
  • Taquicardias
  • Respiración rápida
  • Dolor de cabeza y pesadez
  • Náuseas y vómitos
  • Piel seca y caliente
  • Ausencia de sudoración
  • Confusión mental y convulsiones
  • Pérdida de consciencia
  • Pupilas dilatadas

Existen varios factores de riesgo en el estrés térmico, que son:

  1. Factores climáticos: pasar muchas horas expuestos a altas temperaturas, poca ventilación o que estemos expuestos directamente a los rayos del sol.
  2. Factores que están relacionados con el tipo de tarea: realizar tareas muy pesadas sin la correcta ventilación y el correcto descanso, no poder hidratarse siempre que se necesite, o usar equipos de protección que impidan que el sudor se evapore.
  3. Factores individuales: dependen de la edad, del peso y del historial personal de cada uno. Cuanta más edad y  más peso, más fácil es  sufrir un golpe de calor, al igual que si se ha sufrido una enfermedad cardiovascular o se tiene diabetes.

Los golpes de calor pueden tener su origen en diferentes sitios, y tenemos que estar siempre bien protegidos. Hay una serie de medidas preventivas, que os van a ayudar a evitar los golpes de calor.

  • Se tienen que limitar las tareas pesadas a los trabajadores
  • Proporcionar en todo momento agua durante la jornada laboral
  • Habilitar zonas frescas para el descanso de los trabajadores
  • Si van a tener que estar mucho tiempo en la misma tarea, hacer rotaciones para que puedan descansar
  • Planificar las tareas más pesadas en las horas más frescas del día
  • Cuando el trabajador vuelva de vacaciones, considerar que es necesario un periodo de aclimatación de 7 a 15 días
  • Permitirle al trabajador hacer más pausas, una buena dinámica sería hacer una pausa cada hora
  • Vestir con ropa amplia, tejido fresco y de colores claros, y ¡siempre llevar gorra!
  • Propiciar el trabajo en equipo para que todos colaboren
  • Explicarle al trabajador los riesgos, los efectos, las medidas de prevención y que hay que hacer si alguien es afectado por los golpes de calor

Ahora que ya sabemos cómo se podrían evitar los golpes de calor, también debemos estar prevenidos por si alguna vez ocurre a nuestro alrededor. Qué hacer si ocurre:

  • Se tiene que colocar al trabajador en una zona a la sombra y con ambiente fresco
  • Desvestir al trabajador y darle duchas frías de entre 15-18ºC o cubrirle de toallas mojadas
  • Si está consciente darle de beber agua fría
  • Recostarle sobre un lateral de su cuerpo con la cabeza ligeramente ladeada, el brazo inferior atrás y el brazo superior flexionado hacia delante y arriba y con las piernas flexionadas
  • Llamar a un médico cuanto antes

¡No te la juegues se pueden evitar muchos problemas!

Source: Prevencionar y Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo