Los problemas de salud mental están muy presentes, también, en el ámbito laboral. De hecho, son la segunda causa de baja laboral. Diversos informes, entre ellos la encuesta ESEMED-España, indican que casi el 20% de la población sufre algún tipo de trastorno mental a lo largo de su vida. Este problema se justifica con el hecho de que cada vez son más habituales enfermedades psiquiátricas como la ansiedad o la depresión, que son auténticas pandemias. Es por este motivo que el servicio de prevención de riesgos laborales cada vez debe estar más atento a este tipo de problemática.

Seguridad y salud en el trabajo

A la hora de enfrentar el problema de la seguridad y la salud en el trabajo, hay que tener en cuenta el riesgo de que se produzcan enfermedades mentales. Por ejemplo, es muy común que los abogados y los ejecutivos, teniendo en cuenta su alto grado de responsabilidad, sufran trastornos mentales relacionados con la ansiedad.

Full Audit establece una estrategia basada en tres pilares para combatir esta clase de enfermedades y de riesgos laborales:

-En primer lugar, la prevención primaria, orientada a factores de riesgo psicosociales que tratan de organizar el trabajo para minimizar los riesgos y así lograr una empresa saludable.

-En segundo lugar, la detección para mejorar las condiciones de salud y seguridad laboral, pero, sobre todo, la de los trabajadores con problemas de salud mental. Reincorporarlos a la plantilla de trabajo de manera eficaz es clave para lograr su integración.

-En tercer lugar, la intervención. Estas actuaciones están encaminadas a lograr la adaptación del puesto o la reubicación del trabajador.

De esta manera, se logra reintegrar a los trabajadores que han sufrido esta clase de trastornos, garantizando la seguridad y salud en el trabajo de las personas con enfermedades mentales y también del resto de trabajadores.